En sus inicios, los Zrug estaban separados en diversas colonias de seres reptilianos e insectoides que batallaban entre sí. Tras una serie de guerras entre los clanes, el primer Zrag’Gruunt, la actual figura del líder Zrug, impuso su ley organizando a todos los demás bajo su mandato, unificándolos a sangre y acero. El espíritu guerrero y la capacidad de interrelación reproductiva terminaron de crear los lazos que necesitaban para establecerse como una sola facción.
Desde ese momento empezó la colonización de los sistemas planetarios cercanos. Los Zrug fueron conquistando nuevos territorios con una fuerza y una determinación que sólo el miedo al Zrag’Gruunt mantenía a raya. El mismo líder Zrug fue separando su vasto ejército en diferentes clanes Zrug independientes, y les fue obligando a civilizarse a base de realizar pequeños intercambios económicos con otras facciones y pillaje en el resto de los casos.
Tras muchísimos años de guerrear por el espacio los Zrug han acabado siendo piratas espaciales, estableciendo diversos mercados negros donde todo se intercambia fuera de los márgenes dictados por la Embajada Interplanetaria. Nunca han dejado de enfrentarse entre ellos, aunque todos siguen obedeciendo al Zrag’Gruunt, siendo su palabra la ley, pero una palabra metafóricamente formada por las sílabas de todos sus clanes.